Últimas noticias :
México congela las cuentas del presidente de la Cooperativa Cruz Azul por presunto lavado de dinero
martes junio 02, 2020

La Unidad de Inteligencia Financiera de México (UIF) ha congelado las cuentas de la cúpula de la Cooperativa Cruz Azul, que agrupa una de las cementeras más importantes del país y el popular club de fútbol. La oficina dependiente de la Secretaría de Hacienda ha denunciado por los presuntos delitos de lavado de dinero y delincuencia organizada al presidente de la cooperativa, Guillermo Álvarez, y a los directivos Alfredo Álvarez y Víctor Garcés, según adelantó Televisa.

El vocero de la empresa cementera, que apoya a sus líderes, ha rechazado las acusaciones. Las cuentas de la Cooperativa Cruz Azul, en cuanto a su funcionamiento y operación, “están libres con el objetivo de salvaguardar los derechos laborales y salariales de los trabajadores de las diversas empresas de la cooperativa”, según ha informado este viernes la UIF, institución que presentó la denuncia ante la Fiscalía mexicana por las supuestas transferencias a cuentas en el extranjero y compras de inmuebles en EE UU. Las autoridades de la Liga mexicana han informado de que no han recibido algún reporte de las investigaciones realizadas por la Unidad de Inteligencia Financiera y que colaborarán en la investigación, en caso de requerirlo.

La cooperativa Cruz Azul se fundó en 1934. El modelo económico ha sido único en la industria del cemento en México, la cual produce hasta 10 millones de toneladas anuales. Su sede se encuentra en el Estado de Hidalgo, al centro de México, aunque han creado otras tres plantas de producción en Oaxaca, Aguascalientes y Puebla. La bonanza económica permitió a los cooperativistas fundar un club de fútbol en 1927 y en 1964 alcanzaron la Primera División mexicana. Como la Federación Mexicana de Fútbol impedía nombrar un equipo como una marca comercial, los zares del cemento forzaron el cambio de nombre del municipio donde era su sede, Jasso, para llamarlo Ciudad Cooperativa Cruz Azul.

Dentro de la cooperativa Cruz Azul existe una confrontación directa entre la cúpula liderada por Guillermo BIlly Álvarez, con 32 años en el cargo, y el grupo disidente. Los cooperativistas no han recibido informes detallados de la gestión en Cruz Azul y sus negocios, según detalló una investigación de Mexicanos Contra la Corrupción del año pasado y, en los últimos 15 años, los principales directivos han desviado recursos de la empresa para llevarlos a paraísos fiscales. El desvío de recursos también ha sido a través de un mecanismo de pagos por supuestos servicios de consultoría a empresas que ya habían sido señaladas por el fisco mexicano por realizar operaciones simuladas.

Las protestas dentro de la cooperativa Cruz Azul escalaron hasta Palacio Nacional. En diciembre pasado, el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que investigaría, a través de la Unidad de Inteligencia Financiera, lo que ocurría con la cementera. Antes del anuncio de la congelación de las cuentas, el presidente Billy Álvarez se amparó ante cualquier orden de aprehensión por parte de las autoridades mexicanas.

En el campo de fútbol, Cruz Azul es uno de los equipos más populares de México y han ganado en ocho ocasiones la liga. Hasta antes de la pandemia de la covid-19, el club era el quinto mejor valorado, según las estimaciones de Transfermarkt. Su mejor estela de éxitos ocurrió en los años setenta, algo que contrasta con los 22 años sin ganar el campeonato mexicano y que le ha valido ser considerado el eterno subcampeón. La gestión del club también ha sido reprochada por los cooperativistas quienes no ven transparencia en los temas de contratación de jugadores. En caso de que la Unidad de Inteligencia Financiera hallara pruebas de los presuntos delitos, el club de fútbol puede ser vetado, según los estatutos de la Federación Mexicana.