Últimas noticias :
Debanhi ‘sí fue asesinada y sufrió violencia sexual’, revela segunda autopsia
viernes mayo 13, 2022

El segundo informe forense, en este caso, el solicitado por su familia, reveló que Debanhi Susana Escobar fue víctima de abuso sexual, además de ser asesinada, reportó El País, medio que tuvo acceso al informe.

En el dictamen, se revisó la primera necropsia oficial, descartándose la hipótesis de un posible accidente, donde señalaban que la joven se cayó por cuenta propia a las cisternas, en el motel Nueva Castilla, lugar en el que también yacían sus pertenencias.

Escobar, quien desapareció el 9 de abril y fue encontrada sin vida dos semanas después, “fue golpeada con un agente contundente en la cabeza y murió antes de llegar al tanque de agua; se trata de una muerte violenta homicida”, refiere el medio sobre las concluciones del texto. Asimismo, acertaron que el cadáver contaba con signos de una “relación sexual violenta”.

Esta información será integrada a la carpeta de ivestigación, empero, los detalles de su muerte no habrían sido revelados hasta ahora; la Fiscalía sólo reveló que Debanhi falleció a causa de una contusión cerebral, mientras, las huellas del abuso sexual no fueron consideradas.

Sin embargo, con el reciente informe se llega a la concusión de que Debanhi sí fue víctima de abuso sexual, pues en la exploración médica del cadáver, pruebas diagnósticas y demás, se establece lo anterior; este dato no habría sido contemplado en la primera autopsia oficial.

El cuerpo presenta huellas de una relacion sexual vaginal, violenta y reciente. Esto se deduce por haber encontrado equimosis violáceas y hematomas en la zona exterior de los genitales”, afirman en su reporte. Aunado a ello, el forense recalcó que la joven habría fallecido antes de que su cuerpo fuera abandonado en el tanque de agua donde se le encontró, empero, no se describe cómo llegó ahí.

Por otro lado, la información coincidió con la primera necropsia en la causa de su muerte, es decir, la contusión cerebral por los fuertes golpes en su cabeza: “una hemorragia intracraneal que provocó un choque neurogénico y este, un paro respiratorio”, especifican. Mientras, la lesión más grave fue un impacto en la región frontal derecha del cráneo.

No obstante, el primer informe sólo señaló una lesión, pero el segundo reporte encontró más lesiones en la cabeza: “esquimosis violáceas en ambos lados de la región frontal del cráneo, en párpados derechos e izquierdos, en el lado izquierdo de la nariz, en ambos labios, arriba de la oreja erecha y la región retroauricular derecha”, sentencian.

Las contusiones craneofaciales son de origen externo al cuerpo y por ser intensas, repetidas y con diferentes ángulos de impacto, se deduce que fueron causadas por otra persona y que se trara de un muerte violenta homicida”, precisa el forense.

De igual manera, recalca que Debanhi no murió ahogada, pues la cisterna contaba con una profundidad de agua de 90 centímetros, según las autoridades que arribaron a la escena donde yacía su cuerpo. El forense insiste en que Debanhi ya había perdido la vida cuando fue arrojada a la cisterna.

Sin lesiones en el cuello, carótidas, ni en el hueso hiodes, también descartan muerte por asfixia o estrangulamiento, asimismo, comprueban que no hay una obstrucción de orificios respiratorios, ni de las vías aéres, ni de “comprensión toracoabdominal, ni de enterramiento, ni de confinamiento”, ante ello, la asfixia por sofocación quedó descartada por el forense experto.

Con información de El País.