Últimas noticias :
LA MADRUGADA DE HOY UN SISMO DE 6.1 EN AFGANISTÁN DEJA HASTA EL MOMENTO 920 MUERTOS
miércoles junio 22, 2022

•El gobierno afgano pide ayuda para evitar “una catástrofe humanitaria”

Redacción/www.huaxtecaonline.com

Un fuerte terremoto ha sacudido el este de Afganistán la madrugada del miércoles y ha matado al menos a 920 personas, informan las autoridades y recoge la BBC. El sismo, de magnitud 6,1, ha dejado al menos más de un millar de heridos, y las autoridades no descartan que el número de víctimas sea mayor.

 

El sismo se produjo a unos 44 kilómetros (27 millas) de la ciudad de Khost, cerca de la frontera con Pakistán, a una profundidad de 51 kilómetros, según el Servicio Geológico de Estados Unidos. “Sacudidas fuertes y prolongadas”, publicó un residente de la capital afgana, Kabul, en la web del Centro Sismológico Europeo del Mediterráneo (EMSC) y recoge Reuters

 

“Ha sido fuerte”, dijo un residente de la ciudad de Peshawar, en el noroeste de Pakistán. Unos 119 millones de personas han sentido el temblor en Pakistán, Afganistán e India, informa el EMSC en Twitter

 

Las fotografías en los medios afganos muestran casas reducidas a escombros.

 

“Hacemos un llamamiento a las agencias de ayuda para que brinden asistencia inmediata a las víctimas del terremoto para evitar una catástrofe humanitaria”, ha tuiteado el portavoz del gobierno, Bilal Karimi, y recoge Afp.

 

El jefe del ministerio de desastres naturales de la administración talibán, Mohammad Nassim Haqqani, asegura que la mayoría de las muertes se han producido en la provincia de Paktika, donde han muerto 100 personas y 250 han resultado heridas.

 

Otras 25 personas han muerto en Khost y cinco en la provincia de Nangarhar, ha dicho, y agrega que se se están realizando investigaciones para determinar si ha habido más víctimas. No se ha informado de momento de daños ni de víctimas en Pakistán.

 

El desastre se produce cuando Afganistán atraviesa una grave crisis económica desde que los talibán tomaron el control en agosto, mientras las fuerzas internacionales lideradas por Estados Unidos se retiraban después de dos décadas de guerra.

 

En respuesta a la toma del poder por parte de los talibán, muchos gobiernos impusieron sanciones al sector bancario de Afganistán y recortaron miles de millones de dólares en ayuda para el desarrollo.